La vida para mí no es jugar al amor o buscar diversión; no es reirme a carcajadas o burlarme de la desgracia ajena; la vida para mí es ganarme cada segundo haciendo el bien; el bien para mí misma y para los demás, tratando de dar lo mejor de mí, aunque resulten escasas personas quienes que lo merezcan, el hecho siempre valdrá la pena, no es salir victoriosa, es luchar y dar todo de mí, para merecerlo, no importa el tiempo que tarde en conseguir lo que quiero, porque si lo consigo con trampas, de nada sirve.

Deseo sentirme orgullosa de lo que hago, y cada paso que doy, deseo sea siempre el indicado... nunca me arrepiento de lo que hago, porque hay asuntos más importantes, para pensar en el pasado y sentirme nostálgica, antes de culpar a los demás analizo lo que hice para no cometer el mismo error.

 

Cuando sueño siento que mi alma navega por los aires y que vive mil aventuras, que es valiente al atravesar valles sombríos y caminos estrechos y con la misma magnitud, deseo en la vida, a diario, luchar por cada objetivo que desee cumplir, y luego sonreir de satisfacción, sentir esa emoción en el pecho y luego ver el brillo de mis ojos reflejados en el espejo de mi mente y finalmente sentirme realizada….

Nunca nadie me convence de cambiar mi personalidad, soy como me siento cómoda y para complacer a todos, tendría que estar  primero muerta.

Mi cuerpo transita por los lugares de siempre, ve lo mismos rostros y se siente la misma aura, pero mi alma viaja a través de un camino totalmente distinto, donde se desconoce el significado del odio, donde solo  la esperanza preside, donde las sombras están alejadas de la luz, donde se puede gritar de felicidad sin temor a que nos crean locos…de hecho, la locura es nuestra mejor aliada, sin importarnos nada que nos envenene nuestras almas…

La felicidad se construye, y me siento dichosa de saber que no necesito de gente hipócrita, para concretar lo que quiero, solo necesito de mi fuerza, tener confianza en mi misma, saber lo que quiero, darme cuenta por dónde estoy transitando y a dónde quiero llegar.
Y después de recorrer caminos curvos, espinados, sabiéndome quién soy, y lo que quiero…encontrar al fin el camino recto, que va directo hacia la luz, una luz radiante, sintiendo que mi cuerpo se desvanece… Y al final de ese camino, estará alguien esperándome con una sonrisa en los labios y con los brazos abiertos el cual podremos decirnos de ser a ser en un susurro espiritualmente eterno..., TE AMO…


De una mortal como ustedes,  con sentimientos y emociones, errores y virtudes, desde un lugar de el ciber espacio
.
 

...Marabina...
Forrest Gump

 

© 2020 amigosalairefm

28221